Una vida sin hijos, el lema del movimiento ‘Childfree’

Expertos afirman que, entre más alto es el nivel de formación académica, menor o nula será la cantidad de hijos que se tengan.

Foto: Pixabay.

“Libre de hijos”, así es como muchas personas y parejas planean su vida y se centran en disfrutar a plenitud de otros aspectos

El Movimiento “Childfree”, como su nombre lo indica, es una corriente a favor de no tener hijos por elección propia. El origen de la expresión se refiere a las personas que buscan que se les reconozca su derecho a no tener hijos, sin embargo, el concepto fue extendido a restringir en contacto con menores, aunque no es así.

Personas individualmente como en pareja toman esta decisión principalmente por dos razones, la primera es que no quieren dedicar tiempo, dinero o energía a la crianza para invertirlo en otras actividades, y la segunda como meta para frenar la sobrepoblación y contaminación, sin contar que no tienen en mente traer un niño al mundo para que viva en un mundo cada vez más complicado económica, ambiental y socialmente.

El movimiento Childfree surgió en el siglo XX, es decir, que su origen no se remonta a siglos atrás. Sin embargo, no se debe dar por entendido que todas las personas en las épocas anteriores eran felices y deseaban tener hijos, pues en la mayoría de los casos, tanto hombres como mujeres no tenían otra opción, bien sea por dogmas religiosos, cultura, falta de anticonceptivos o el estilo de vida patriarcal predominante.

Este movimiento tiene seguidores en todo el mundo, incluso se crearon grupos para apoyar a aquellas personas que piensan igual, sobre no tener bebés. Se ofrecen consejos y se resalta que no es una decisión egoísta pensar en no ejercer la maternidad o paternidad y promueven la libertad de que cada persona viva su vida como prefiera.

La revista Time, años atrás publicó anécdotas de las personas que eligieron una vida “childfree”, concluyendo que estas viven felices, pese a ser cuestionados dentro de una sociedad que equipará la feminidad con la maternidad, pues una de las medidas que adoptan las mujeres de este movimiento es la esterilización, un proceso que anteriormente no era tan común.

Los defensores del movimiento Childfree aseguran que una vida sin hijos les permite planear viajes, tener más tranquilidad y tiempo para ellos mismos. Sin embargo, quienes no están de acuerdo, afirman que existe una intolerancia creciente contra los niños, que apenas comienzan a aprender a convivir en sociedad.

La decisión de no tener hijos con el paso de los años se hace más común y aceptada en el mundo, al punto que ha dado paso a movimientos como childfree (libre de niños), mismo que con el paso del tiempo ha involucrado más conceptos e incluso puede ser visto como un estilo de vida. Anterior al movimiento, existían otros reconocidos como NoMo (NoMother), mujeres que mantienen la convicción de no procrear; y los DINKS (Doble Income No Kids – Doble ingreso y sin hijos), la pareja que se caracteriza por su anhelo de crecer profesionalmente, viajar y disfrutar sin la necesidad de mantener a otras personas.

Expertos afirman que, entre más alto es el nivel de formación académica, menor o nula será la cantidad de hijos que se tengan, pues se está más consciente de las necesidades que se deben cumplir, esto principalmente en el caso de las mujeres, pues prefieren realizarse profesional, académica y laboralmente.

No obstante, la sociedad critica a la mujer que prioriza su trabajo, viajes o pasatiempos, en lugar de dedicarse a tener hijos. Pero cabe aclarar que para que una mujer se sienta realizada no necesariamente tiene que pasar por la maternidad y la crianza de sus hijos para ser una persona completa.

Actualmente las mujeres atraviesan por tiempos difíciles en cuanto a la igualdad en términos generales, es por ello que muchas se inclinan por crear una vida profesional, un estilo de vida con más calidad sin la necesidad de ser madres. Además, son conscientes de lo que necesita un niño para su desarrollo en todos los ámbitos de la vida y los gastos y dedicación que esto conlleva.