Ventajas de manejar un automóvil eléctrico frente a uno de combustión

Los fabricantes han mejorado el diseño y rendimiento de los motores eléctricos para brindar a los usuarios de este tipo de transporte una nueva experiencia

Foto de EFE

EnEspañol24.com- Aunque existen muchos intereses aún en la fabricación de automóviles con motores de combustión, hay una realidad innegable que crece en toda Europa y otras partes del mundo, se trata del auge de los coches impulsados por energía eléctrica que llegaron para quedarse y contribuir a la reducción de la huella de carbono de la industria automotriz sobre el medioambiente.

Desde hace una década las marcas ya tradicionales y otras empresas surgidas con producción de autos netamente eléctricas, han mejorado el diseño y rendimiento de los motores eléctricos para brindar a los usuarios de este tipo de transporte una experiencia que no los haga envidiar en ningún sentido la combustión impulsada por combustibles fósiles.

Por ello, se analizará las ventajas de los autos eléctricos respecto a los vehículos tradicionales de diésel o gasolina, para derribar algunos mitos y mentiras.

Cero emisiones

No emiten gases de efecto invernadero ni emisiones contaminantes de la atmosfera; ideal para las personas que tienen una conciencia de sostenibilidad con el medioambiente.

Mínimo consumo

Sustituyen los tanques de combustibles fósiles por baterías de alta durabilidad que pueden ser recicladas una vez cumplan con su vida útil. Esto conlleva a un ahorro, no solo energético, sino de ingresos mensuales ya que se estima un gasto aproximado de 1,5 euros por cada 100 kilómetros recorridos.

Menos averías

Al no contar con un motor tradicional los problemas mecánicos de los automóviles de combustión se reducen a 0%, ya que tiene pocos elementos expuestos al desgaste.

Bajo mantenimiento

Los automóviles eléctricos no necesitan los asiduos mantenimientos de sus contrapartes tradicionales, por lo que podrán olvidarse los cambios de aceite, filtros, lubricante, entre otros. Basta con las revisiones periódicas con especialistas en cada taller, quienes examinarán los neumáticos, filtros de polvo y la capacidad de carga de la batería.

Frenado regenerativo

La energía que se libera en cada frenada en los coches eléctricos el motor la aprovecha para reutilizarla en el sistema y recargar las baterías, por lo que tendrán una fuente de carga automática.

Motores eficientes

Varias empresas han desarrollado potentes motores eléctricos en los últimos años, derribando la creencia que el rendimiento y fuerza del motor no es inferior al de los automóviles a combustión. Los vehículos eléctricos emplean entre 0,1 y 0,23 kWh por kilómetro.

Comodidad

Los autos eléctricos tienen un suave y silencioso desplazamiento, a diferencia de los ruidosos motores a gasolina, esto se debe, principalmente, a que no existen explosiones en el proceso de combustión y no hay un sistema de escape. Además, al no poseer cajas de cambios su conducción se hace más fácil y agradable.

Movilidad en grandes ciudades

Las grandes ciudades europeas cada vez más se adaptan a este tipo de coches, con rebajas en las tarifas de estacionamientos, uso de cargadores en lugares públicos gratuitos. Así como el poder circular por carriles de Buses VAO (Vehículos de Alta Ocupación) aunque tengan un solo ocupante.

Ventajas fiscales

Algunas comunidades españolas eximen del pago de peajes a los conductores de automóviles eléctricos en días laborales. Por ejemplo, en Canarias los coches con emisiones de CO2 menores a 120g/km, están exentos de los pagos, como es el caso de los eléctricos.

Referencias