Venus, la Afrodita romana de grandes atributos y extensa belleza rodeada de infidelidades

Una Diosa caracterizada por tener una hermosura impresionante que se envolvió en los placeres carnales y el exceso de deseo

Foto de Pixabay

EnEspañol24.com.- En el panteón romano, el amor, la belleza y la fecundidad, además de las tierras de alabanza y los jardines se le atribuyen a la Diosa Venus, la cual es descrita como la predecesora de los romanos a través de su hijo Eneas, lo que hace que también esté relacionada con el amor maternal y la atención hacia los hijos.

Fue adoptada por los romanos en el siglo III a.C., y se caracterizaba por mostrar una sexualidad abierta, permitiéndole tener amantes masculinos y femeninos, siendo así la protectora de los amantes y las prostitutas. Fue una adaptación de la Diosa griega Afrodita. Esta deidad también era conocida como la Diosa de los jardines y los campos, puesto que se decía que, por donde ella pasara, nacía la vida, las plantas crecían y las flores germinaban.

Su origen se presentó en una situación un tanto inusual, pues su padre, el Dios Urano y gobernante original del cosmos y creador del mundo con la tierra, fue derrotado por su otro hijo Saturno, ese arrojó los genitales de su predecesor al mar y una vez ahí, tanto el pene como los testículos se mezclaron con la espuma del mar y de esta manera nade la Diosa Venus, la cual casi siempre se representa emergiendo de una almeja u otro molusco.

Una vez que salió del mar Venus fue guiada por los vientos Céfiros hasta Chipre donde la visitaron las Horas y la guiaron hasta el mundo de los inmortales, al llegar, otros Dioses quedaron deslumbrados con su majestuosa belleza y sensualidad y competían para desposarla, incluso su propio hermano Júpiter, sin embargo, ella lo rechazó y por ello él decidió castigarla poniéndole como esposo al herrero de los Dioses en el Olimpo, Vulcano, creador del rayo de Júpiter.

La Diosa no estaba a gusto con la decisión de tener que casarse con un cojo al que despreciaba y por ello cae en la infidelidad, teniendo como parejas a Marte, Dios de la Guerra con quien tuvo varios hijos, además Rómulo, Adonis, Poseidón, Mercurio y Eneas estuvieron en su larga lista de amantes. Aunque no solo era conocida por sus amoríos extramaritales y excelsa belleza, también por sus maldiciones e ira cuando la ofendían o no le rendían honores.

El nombre Venus proviene de la raíz “venes”, que da paso a la palabra veneno, y del que se pueden inferir vocablos como “hechizos o pócimas de amor”. Como deidad del amor y la belleza, tuvo un papel importante en la mitología romana, logrando ostentar varios títulos, entre ellos:

  • Venus Acidalia: Relacionado con la fuente Acidalia, donde Venus acostumbraba a bañarse en compañía de las Gracias. Aunque otros la relacionan con el vocablo “acides”, que puede significar “cuidados” o “problemas”.
  • Venus Genetrix: Hace mención a Venus Madre Universal, por ser considerada la madre de Roma.
  • Venus Obsequens: En relación a la Venus obediente.
  • Venus Verticordia: La cambiadora de corazones.
  • Venus Victrix: Se define como victoriosa.

En las fiestas de adoración a esta deidad abundaba la lujuria, los placeres, excesos y el deseo carnal, siendo consideradas obscenas, lo que posteriormente llevó a llamar las enfermedades de transmisión sexual “enfermedades venéreas”, pues según algunos autores y teorías se asignaron como castigo de los Dioses por los excesos.

Venus corresponde al segundo planeta del sistema solar, y de acuerdo con la astrología, es quien rige el amor, una asociación que se da principalmente por la mitología greco-romana, donde se habla de Venus-Afrodita como diosa del amor, el deseo, la belleza, el romance y la seducción. Según la historia, Venus ocupada un lugar importante en el Olimpo, miembro de los 12 Dioses principales que lideraban el Universo.

Características de la Diosa

Venus se describe como una Diosa muy hermosa de grandes atributos, con una naturaleza erótica y sexual, que no tenía temor o vergüenza de mostrar la desnudez de su cuerpo. Venus está representada en diferentes formas, especialmente en joyas y gemas antiguas. Generalmente se aprecia vestida de púrpura, coronada con mirtos y rosas, llena de diamantes, acompañada en su carro de marfil por cisnes o gorriones o palomas.

Otros símbolos que la acompañan son la concha de vieira, delfines, espejos o granadas. Sus funciones eran amplias, aunque benignas en su mayoría, equilibra la energía masculina y tiene el don para unir los opuestos, hombre y mujer en sentimientos mutuos, también se le conceden los atributos para brindar victoria en batallas, el placer y el alcance sexual, y la buena fortuna en lo material. Si se le rinde tributo ofrece buena suerte, según diversas teorías.

En aquel entonces era algo natural que la figura de Venus se encontrara en los hogares y el primer templo conocido de Venus se dedicó a Venus Obsequens en la colina del Aventina en Roma, cerda del 295 a.C. sin embargo, su culto se arraigó en la ciudad de Lavinio. El mes de la celebración de Venus era en abril, al inicio de la primavera y la fertilidad.