Vino, canela y ostras: Estimula tu sexualidad con alimentos afrodisíacos

No garantizan 100% tener efectos afrodisíacos en las personas que los consuman.

Foto: Pixabay.

Una velada romántica es ideal para poner en práctica los consejos de estos alimentos y tener un resultado placentero

Desde el inicio de los tiempos, el ser humano se ha caracterizado por buscar mejorar el rendimiento sexual, bien sea para procrear, aumentar la fertilidad o simplemente para tener un sexo más placentero. Por lo que a lo largo de los años la búsqueda de respuestas ha continuado para ayudar en el resultado de las artes amatorias.

No resulta extraño que la alimentación tenga relación con los estudios para estimular y mejorar la respuesta sexual, y en ese momento es donde los alimentos afrodisíacos salen a relucir. Aunque es importante aclarar de entrada que son recursos que pueden ayudar a disfrutar a mayor grado la vida íntima, pero no son la solución a posibles enfermedades o disfunciones sexuales.

Los alimentos afrodisíacos poseen características específicas para que se ubiquen en la escala de estimulantes sexuales, gracias a su contenido de determinados nutrientes que ayudan a la función vasodilatadora, es decir, tienen como propósito dilatar los vasos sanguíneos, pero también hacen de las suyas en los procesos hormonales que aumentan la excitación sexual.

Cabe destacar que no todos los alimentos afrodisíacos deben ser exóticos. Incluso, muchos de estos se encuentran en la dieta diaria de las personas, sin que estas se den cuenta que está consumiendo un alimento con propiedades afrodisíacas. Es por esta razón que vale la pena conocerlos.

Empecemos por la canela, mucho se ha hablado de propiedades afrodisiacas de esta especia, y sí, en efecto las posee, ayuda a mejorar la circulación y con ello facilita la irrigación de los genitales masculinos y femeninos, provocando una mayor excitación sexual.

También se mencionan mucho las ostras y es que estas tienen una gran cantidad de zinc que ayuda en la producción de hormonas, mejorando también la lubricación femenina y masculina, además de aumentar la sensibilidad del clítoris.

Otro caso es el de la vainilla, se le atribuyen propiedades afrodisíacas al considerar que estimula la testosterona y los estrógenos. Hay teorías que atribuyen el origen de la fama de esta especia a Madame Pompadour, quien fue amante de Luis XV, pues se decía que preparaba postres con vainilla que eran irresistibles para el monarca al cual tenía a sus pies.

El vino también entra en la categoría de alimentos, o mejor dicho, bebidas afrodisíacas, este tiene un efecto vasodilatador que ayuda a que la sangre llegue a zonas clave, como los genitales, generando un aumento de la excitación sexual. Sin embargo, en este caso se debe tener cuidado, pues en caso de abusar, el efecto será contrario.

Incluso, algunos estudios de menor escala, publicados en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, han demostrado que el consumo de alcohol está relacionado con la excitación, pero también puede impedir el desempeño sexual.

En conclusión, puede que estos alimentos ayuden con la estimulación sexual, pero no garantizan 100% tener efectos afrodisíacos en las personas que los consuman. Hay que tener en cuenta que el deseo sexual no solo depende de la alimentación, también está relacionado con temas físicos y factores psicológicos que deben mantenerse en su nivel adecuado.

Por lo mencionado anteriormente, los médicos recomiendan que, para tener un deseo sexual sano, se debe cuidar la alimentación siguiendo preferiblemente la dieta mediterránea, mantenerse activos físicamente y evitar el estrés.